Café Filosófico SLP
Víctor Hugo Galván Sánchez

Últimos miembros

FranPaula LuceroDiego maximilianoAdalOrfeoTenOuTsipDupsp
 
 
 
 
 

L.F. Víctor Hugo Galván Sánchez

philosophovh@gmail.com
Filosofando Grueso
 
 

 


Los Griegos





En este sitio estarán pequeños fragmentos, biografias resumidas para no perder de vista
el entorno filosofico en general.

 
La biblografía usada para ésta sección:

 
Abbagnano, Nicolás. 2008. Historia de la Filosofía, Vol. 1. Barcelona: Editrice.
 
Antaki, Ikram. 1998. El banquete de Platón, 2a, serie. México: Planeta Mexicana.
   
Copleston, Frederick. 2004. Historia de la Filosofía, Vol. 1. México: Newman.
 
Düring, I. 2005. Aristóteles. México: UNAM.
 
García Morente, Manuel. 2003. Lecciones preliminares de filosofía. México: Editores Mexicanos Unidos. 
 
Larroyo, F. 2007. Estudio Introductivo. En Aristóteles, Metafísica . p. XX. México: Porrúa.
 
Marías, Julián. 1997. Historia de la filosofía. México: UNAM.
 
Sánchez Meca, Diego. 2001. Teoría del Conocimiento. Madrid: Dykinson.
 
Torre L., Fernando. Zarco, Miguel Ángel. Ruíz de Santiaqo, Jaime. 1997. Introducción a la filosofía del hombre y de la sociedad. México: Esfinge. 
 
Xirau, Ramón.2007. Introducción a la historia de la filosofía. México: UNAM.
 
Zubiri, Xavier. 2007. Cinco lecciones de filosofía. Madrid: Alianza Editorial.
 
 
                                                           Ir a pág 2                 

 
Tales de Mileto (624-658)
 
Identificó la materia primordial con el agua (de la cual se forman muchas otras sustancias, tanto aeriformes como sólidas, sin la cual no existe la vida, y que le pareció ser la más abunante en la naturaleza, que circunda y quizás sostiene las tierras emergidas). 
 
A la pregunta de cómo el agua puede explicar los cambios de todas las cosas, Tales afirma enfáticamente: gracias a la condensación y rarefacción de tal materia cósmica.                                                                                                                          
 
 
Pitagóricos 
 
Después de los Jónicos-Milesios, quienes hacian abstracción física, ya que analizaban: el medio, la phyisis y el origen de las cosas. Después de ellos, el grupo más importante, a finales del siglo VI a,C., fueron los Pitagóricos. Esta liga ético-religiosa interrogaba e indagaba acerca de la esencia, llegando a una abstración matemática.
 
Su fundador Pitágoras de Samos, funda ésta escuela en Crotona, ciudad del sur de Italia. De la vida de Pitágoras se sabe muy poco, se cree que es ficticia, apenas se sabe algo de él. Jámblico, Porfirio y Diógenes Laercio escribieron acerca de este filósofo.
  
En tiempos de Cilón, los pitágoricos tuvieron que marchar a Mataponto. se menciona que sus logias fueron incendiadas, ya que en Crotona se produjo una reacción democrática y las logias fueron perseguidas y muchos de ellos asesinados. Esto debido a que los pitagóricos estaban en contra de la aristocracia y la política.
 
Tenian observaciones purificatorias acerca del alma. A ésta escuela le han calificado de oscura debido a que sus prácticas eran de tipo religioso como: no comer carne ni habas, no podían usar vestidos de lana, ni recoger lo que sehabía caído, no debian partir el pan con las manos, ni atizar el fuego con hierro. Además de tener un culto de santidad y abstinencia.
 
sus integrantes se iniciaban y guardaban fidelidad a lo que les asemejaron con el orfismo. A parte de creer en la Metempsicosis o transmigración de las almas.

 
 
 
 Los atomistas 
 
Considerados los últimos presocráticos. 
Se comenta que seguían en la línea del pensamiento físico y en la fílosofía de Elea. Sus principales contribuyentes fueron Leucipo y Demócrito de Abdera, en Tracia. De Leucipo se sabe muy poco; es de Demócrito de quien se tiene más información. Demócrito fue una gran y predominante figura. Gran escritor, viajero e intelectual. 
 
Los atomistas dividen el ser del ente de Parmenides. Se llega a la idea de los átomos, declarando que cuentan con distintas formas y de estas formas provienen sus propiedades. Los átomos conservan los atributos que Parmedides le dio al ser, que se presentan en el ente pulverizado. Los atomistas dieron el primer paso para la construcción del materialismo. Todo está compuesto de átomos, incluso el alma. 
 
El vacío, en la tradición, era considerado, el no ser. Pero para los atomistas, el no ser(vacío) es de suma importancia. a raíz de ésto, Demócrito propone que se reconstruya el concepto del vacío. Al vacío se le da un cierto ser,convirtiéndose así en espacio. 
                                               
El atomismo, propone, en términos materialistas, la explicación de la actividad de la conciencia, la sociedad y del lenguaje en sí. Y dicta que el ser está constituido por elementos simples, irreductibles; determinando el nacimiento y la muerte de las cosas. 
 
 
 
 
Protágoras
 
Protágoras de Abdera fue el primero que se llamó sofista y maestro en virtud. Era mucho más viejo que Sócrates; su nacimiento está situado en el 444 a. C. Enseñó durante cuarenta años en las ciudades de Gracia, en Atenas fue acusado de ateísmo, y tuvo que huir de ahí. Hombre de mundo, la experiencia había pasado por sus años; con grandilocuencia, vanidad, portaba en sí, la bandera del empeño por el éxito personal en las disputas.
 
Sus ocupaciones se enfocaban en la Gramática y al Lenguaje. Fue un gran retórico y escepticista respecto a la posibilidad del conocimiento de los dioses. Una frase que perdura en el tiempo, hecha por Protágoras, dice: "El hombre es la medida de todas las cosas, de las que son en tanto que son, y de las que no son, en tanto que no son".
 
Protágoras no habla del ser, sino de las cosas en cuanto se ponen a él, las cosas que se usan. Por ejemplo, de los bienes muebles, del sentido del dinero.  Así, Protágoras se presenta como maestro de los negocios públicos y privados.
 
Finalmente, el problema del individuo, aquel que se interelaciona, y el cual tiene que adaptarse, es un problema fundamental. Es el hombre medida de las cosas del bien, las de los justo y las de lo bello. 
 
  
 
 
Parménides (540-480 a.C.)
 
Fue de gran importancia para la historia de la humanidad, tal es el caso, que, algunos filosófos, lo consideran el fundador del eleatismo. Y su grandeza se funda en la admiración que despertó en Platón. 
 
Parménides era ciudadano de Elea o Velia situada en la Costa de Campania, al sur de Paestum; nacido en el 530 a.C., recibe de manos del pitagórico Ameinas, educación  llevando así el pensamiento pitágorico los primeros años. 
 
Reparó ante todo en una faceta del pensamientode su maestro. "El universo, es decir, el ser, no puede nacer ni perecer; es más, no puede ni siquiera moverse y devenir. EL ser es y no puede no ser; incluso sería contradictorio pensar que algo que no es, porque pensar algo significa necesariamente pensar que es. El no ser es impensable, por ello son impensables el vacío, el devenir y la mutación, en una palabra, todo lo que implica no ser. Los sentidos y la opinión nos dicen que las cosas necen y mueren, pero la vía de la verdad, que sólo el pensamiento puro puede alcanzar, nos lleva por el contrario a creer que la realidad es llena, completa y eterna: no hay en ella nacimiento, no hay ni mudanzas cualitativas".  
 
El ser, agrega, es una especie de esfera compacta y homogénea. Tal es la conclusión a que Parménides parece llegar, contra toda evidencia sensorial, sobre la base de argumentos puramente lógicas ligadas esencialmente a que no es pensable el no ser.
 
La Figura de Parménides es tan importante que su pensamiento quedaría mesurable en éste pequeño resumen. Heggel afirma que con Parménides inicia el filosofar auténtico. y Heiddeger ha reconocido la intelección de Parménides como el comienzo de la historía de la metafísica.
 
 
 
Heráclito de Éfeso (536-470 a. C.)
 
Era natural de Éfeso, ciudad de la Jonia, en la costa occidental del Asia Menor (actual Turquía).
Informado del trabajo filosófico de los milesios, pues recalca que el intento de descubrir una materia cósmica permanente, es una faena sin perspectivas de éxito. No existe nada estable: ni en las cosas en particular, ni en el universo en general. No sólo las apariencias concretas, también el universo en su integridad está sometido a una interminable y eterna mudanza: "todo fluye, nada permanece". 
 
No se puede decir que las cosas sean, sólo devienen y sucumben en el juego eternamente cambiante del movimiento universal. De ahí que lo único invariable y, por ello mismo, lo que merece el nombre de divinidad no sea ninguna cosa, ninguna materia, sino el movimiento, el acontecer, el devenir mismo, la transformación incesante.
 
Según Heráclito, para representar el movimiento: la del fuego. La acción que el fuego ejerce en la mudanza de unas cosas en otras, no había escapado a los milesios; también hay que recordar las viejas representaciones míticas del Oriente conocidas de los jonios por su contacto con los persas. Pero Heráclito toma al mundo por un fuego eternamente vital y al fuego por la esencia de todas las cosas, sin embargo, no entiende bajo esta arché una materia que sirviese de base a todas las transformaciones; ésta, más bien, es la transformación misma, el flujo y reflujo del devenir y del perecer.
 
Este cambio se realiza según determinadas relaciones y en una sucesión cuyas fases siempre se repiten. Este ritmo del acontecer (la legalidad de la naturaleza), es lo único permanente; lo llama lo rutinario (eimarménée), el orden cósmico (dikée), la razón del mundo (logos).  Tal concepto de cambio rige en todos los sectores de la realidad; en lo psíquico, ético y lógico; lo que pone de manifiesto, en cierto modo, que el pensamiento no es capaz de distinguir los diversos aspectos de la existencia, siendo éste, un concepto del orden.
 
 
 
 
© 2020 Café Filosófico SLP